Rinoplastia

La alteración de la forma de la nariz se desarrolla a partir de la adolescencia y es el defecto estético facial que con más frecuencia demanda de corrección por parte de los pacientes jóvenes que suelen tener una mala aceptación de esta deformidad.

 

La nariz es un órgano esencial de la función respiratoria además de un elemento central de la estética facial. La corrección de los defectos estéticos de la nariz o Rinoplastia debe tener en cuenta esta doble vertiente funcional y estética.

 

La Rinoplastia estética tiene como finalidad la corrección estética de la nariz, lo que supone no simplemente una reducción o aumento de los elementos osteocartilaginosos que constituyen el esqueleto nasal sino la armonización de la nariz en el conjunto de los rasgos faciales propios de cada paciente.

 

La Rinoplastia se realiza generalmente bajo Anestesia General. Consiste en esculpir los cartílagos y huesos de la nariz abordando estas estructuras a través de incisiones en el interior de los orificios nasales en la técnica cerrada. En ocasiones es preferible indicar una técnica abierta en la que se realiza una pequeña incisión cutánea en la base de la columela para exponer la punta y dorso nasal y que deja una cicatriz que es apenas perceptible a las pocas semanas.

 

Incluso en los casos en los que el principal objetivo de la Rinoplastia es estético puede ser preciso una actuación a nivel de los elementos involucrados en la función respiratoria como  son la valva interna, los cornetes nasales y el septum o tabique nasal.

 

El post-operatorio de la Rinoplastia es muy poco doloroso pero es posiblemente el más aparatoso de todas las intervenciones estéticas de la cara. El ingreso hospitalario es de 24h. El paciente debe llevar un molesto taponamiento nasal durante al menos 48h y en los casos en los que se realizan osteotomías de los Huesos Propios de la nariz, una férula nasal durante 7 a 10 días. En los primeros días pueden aparecer hematomas en el área periorbitaria y un leve edema de la pirámide nasal que puede persistir durante varias semanas, fundamentalmente en la técnica abierta.

 

El resultado de la Rinoplastia estética suele ser muy satisfactorio apreciándose los cambios desde el momento en el que se retira la escayola. Sin embargo, el seguimiento clínico duradero de los pacientes, muestra que siguen produciéndose ligeros cambios hasta 12 meses después de la cirugía por adaptación definitiva de la cobertura cutánea sobre el esqueleto osteocartilaginoso modificado.

 

 

Rinoplastia  Rinoplastia

ANTES                             DESPUÉS

Rinoplastia  Rinoplastia

ANTES                             DESPUÉS

 

Sociedades

Calle Montesa, 14 - 1 centro ext. 28006 Madrid. T 91 401 26 81